By clicking “Accept All Cookies”, you agree to the storing of cookies on your device to enhance site navigation, analyze site usage, and assist in our marketing efforts. View our Privacy Policy for more information.
Cookie illustration
El IVA para productos digitales en los EE.UU.

El IVA para productos digitales en los EE.UU.

Estás entusiasmado con la apertura de tu negocio online y listo para comenzar a vender productos digitales a tus clientes en los EE. UU. ¡Ojalá el IVA digital no fuera tan complejo! El IVA estadounidense sigue uno de los sistemas más complicados del mundo, pero no te preocupes, no necesitas conocer los entresijos de todo, un conocimiento práctico de los conceptos más importantes será suficiente. Hemos preparado un manual sencillo para que te ayude a atravesar el laberinto.

Hoy en día, los productos multimedia como música, videos y libros pueden mandarse de forma digital a los clientes. Las ventas online de estos productos han aumentado considerablemente, mientras que las ventas de productos similares, de forma física, han experimentado un fuerte descenso.

Históricamente, los clientes solo compraban artículos físicos como CD, casetes VHS o libros de papel, que podían pesarse, empaquetarse, enviarse por correo o transportarse de forma física. La mayoría de las leyes fiscales actuales todavía se basan en modelos antiguos y obsoletos que se centran exclusivamente en las ventas de bienes físicos. Nadie imaginó la posibilidad de un futuro en el que los productos y servicios pudieran comprase por Internet.

Estado frente a Estados

En EE.UU. no hay un IVA uniforme para todo el país, depende de cada estado individual si quiere o no cobrar IVA, y cuánto. Esto significa que para cualquier venta que realice tu empresa en los EE. UU., debe considerar el IVA a nivel estatal, es decir, en las jurisdicciones fiscales de cada estado que le sea relevante.

Las leyes de IVA se han actualizado para incluir bienes y servicios digitales de diferentes formas en los diferentes estados de EE. UU., y la aplicación de estas leyes ha sido problemática para la mayoría de los gobiernos estatales y locales.

Estadísticas rápidas:

  • Hay 28 estados que gravan los productos digitales.
  • Hay 23 estados que no gravan los productos digitales.
  • 4 estados no tienen ningún impuesto sobre las ventas minoristas. Estos incluyen: Delaware, Montana, New Hampshire y Oregon.
  • Para los estados que gravan los productos digitales, la tasa impositiva varía del 1% al 7%, según el estado y el tipo de producto digital.

Debes tener en en cuenta que en los EE. UU., solo estás obligado a cobrar IVA en los estados donde tienes un "nexo". Esto ocurre cuando tu empresa tiene algún tipo de "presencia física" en un estado, por ejemplo: una oficina, empleados, inventario, afiliados, una relación de envío directo o venta de productos en una feria u otro evento, etc. Si tienes un nexo en un estado, debes aplicar IVA a los compradores de ese estado.

¿Qué son los productos digitales?

Empecemos por el principio, ¿qué artículos se consideran productos digitales? Con todos los avances tecnológicos recientes, esta no es una pregunta fácil de responder.

En general, los productos digitales, o bienes digitales, se definen como bienes intangibles (= no físicos) que existen en formato electrónico o digital, y se entregan al cliente final de forma electrónica, por ejemplo, mediante correo electrónico o una descarga online.

Algunos ejemplos son: medios digitales, música descargable, radio por Internet, televisión por Internet y medios de transmisión, seminarios web y cursos en línea, fuentes y gráficos, suscripciones digitales, anuncios en línea, cupones de Internet, créditos de casino en línea, software descargable y aplicaciones móviles y en línea, o juegos.

Desde una perspectiva fiscal, existen 6 tipos de bienes digitales:

  • Servicios de procesamiento de datos en línea.
  • Software descargado.
  • Libros descargados, como libros electrónicos y Kindle.
  • Música descargada, archivos de audio digital como iTunes, y podcasts.
  • Películas o videos digitales descargados, como Netflix y Amazon Prime.
  • Otros productos electrónicos descargados.

Definiciones por estado

¿Todos los estados de EE. UU. aplican estas categorías de manera uniforme? No... Pero, tranquilos, lo iremos explicando. Básicamente, existen tres escenarios:

  • Estados que utilizan su propia definición: además de las categorías generales enumeradas anteriormente, muchos estados tienen su propia definición de bienes y servicios digitales. Estos incluyen: Arkansas, Connecticut, Georgia, Illinois, Iowa, Kansas, Louisiana, Maine, Michigan, Minnesota, Mississippi, Carolina del Norte, Ohio, Oklahoma, Texas y Virginia Occidental.
  • Estados que no utilizan ninguna definición: hay 18 estados (Alabama, Arizona, California, Colorado, DC, Florida, Hawái, Idaho, Maryland, Massachusetts, Missouri, Nuevo México, Nueva York, Pensilvania, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Utah y Virginia) que no definen específicamente los bienes digitales.
  • Estados que utilizan una definición estándar: los estados restantes utilizan una definición estandarizada de bienes digitales: Indiana, Kentucky, Nebraska, Nueva Jersey, Nevada, Dakota del Norte, Rhode Island, Tennessee, Vermont, Washington, Wisconsin y Wyoming. Esta definición está recogida en en la página web Streamlined Sales Tax Governing Board, Inc.

IVA sobre los productos digitales por estado

Bien, ya sabemos que los productos digitales se definen de manera diferente en los estados individuales de EE. UU. Pero, ¿qué estados los gravan y cómo? Echemos un vistazo a cada estado:

Legislación federal y estatal

Es cierto, no es el sistema más fácil de entender. Mucha gente lo piensa, por eso ha habido varios intentos por parte del gobierno de los Estados Unidos, así como de varios de los gobiernos estatales, para facilitarlo.

En 2011, el Congreso de EE. UU. promulgó la Ley de equidad fiscal sobre bienes y servicios digitales. Esta ley proporcionó un marco federal para los impuestos digitales, pero no fue lo suficientemente lejos como para brindar orientación y dirección para los diferentes estados.

Más recientemente, ha habido varios intentos de legisladores federales y estatales para crear un impuesto digital más homogéneo, pero ha habido una feroz resistencia. Esto significa que, por ahora, el sistema se mantiene siendo bastante complejo.

Recursos de impuestos digitales

Dado que es probable que tengas que lidiar con esta estructura basada en los diferentes estados, es importante que sepas dónde puedes obtener más información sobre las regulaciones fiscales específicas en cada estado que sea relevante para tu negocio.

La fuente más importante es la autoridad fiscal de cada estado o el Revenue Department, pero existen muchos otros recursos que pueden usarse para determinar si se le aplica un impuesto digital.

El acuerdo simplificado de IVA (SSUTA) ayuda a los estados a administrar un IVA similar y más uniforme. Su sitio web proporciona una útil matriz de impuestos en línea desglosada por cada estado.

La Federación de Administradores Tributarios (FTA) es una organización de autoridades y administradores tributarios estatales que evalúa las tasas de IVA y proporciona informes actualizados periódicamente. Si tienes preguntas adicionales, consulta con un especialista en IVA o un Contador Público Certificado (CPA).

Conclusión

Voilà! Ya tienes un conocimiento sólido de los fundamentos de las leyes de IVA en los Estados Unidos y también sabes cómo y dónde obtener más información para tus necesidades comerciales individuales.

Si tiene alguna pregunta sobre cómo Quaderno te facilita la gestión del IVA en EE. UU., visita nuestra  página web o envíanos un correo electrónico a soporte@quaderno.io.

¿Estresado con la facturación y los impuestos?

Imagina tener todos los datos para tus declaraciones de impuestos con un solo clic. Con Quaderno podrás calcular impuestos y enviar facturas automáticamente. Sin esfuerzo.

* En Quaderno nos encanta ofrecerte información sobre impuestos y contabilidad pero, ¡ojo, no somos asesores fiscales! Si necesitas más información o tienes dudas, te recomendamos que consultes con expertos en la materia.